Educar es guiar al alumno durante el proceso de aprendizaje y tiene una doble finalidad: transmitir conocimientos y favorecer el aprendizaje en valores, por un lado, y orientar y ayudar al alumnado, por otro. Para que esto suceda hay que conocer bien a los estudiantes. Por eso, en el Colegio CEU San Pablo Montepríncipe le ofrecemos al alumnado una atención individualizada, prestando atención y potenciando sus capacidades, intereses y motivaciones.

Diferencias entre orientación y tutoría

Son dos conceptos muy ligados entre sí, por lo que a veces se confunden y se usan indistintamente. La acción tutorial o tutoría son las actividades que un profesor desarrolla con un grupo de estudiantes del que se responsabiliza, al tiempo que les da clase de la materia que le corresponda. La lleva a cabo en paralelo a la docencia, y son tareas que tratan aspectos formativos y orientadores.

Por otro lado, la orientación implica a más de una persona, es más amplia e integral. Así, el profesorado, tutores y el Departamento de orientación están involucrados. En resumen, la tutoría es una parte de la orientación.

El valor de la acción tutorial

En el Departamento de orientación se guía a alumnos, padres y profesores. Es el responsable de diseñar el PAT, el Plan de Acción Tutorial propio de cada clase. También promueve campañas de orientación académica. Además, trabaja mano a mano con el resto de departamentos que prestan atención al alumnado con necesidades educativas especiales, entre las que se encuentras las altas capacidades.

La tutoría debe planificarse y organizarse, algo que se consigue a través del PAT. En él se contemplan los objetivos y las líneas de actuación que desarrollarán los tutores a lo largo del año. Es el caso de la acogida de cada alumno al arrancar el curso, el fomento de la participación del alumnado en la vida escolar, el seguimiento de su proceso de evaluación, la atención personal e individualizada a cada alumno, el apoyo en el aprendizaje y la orientación académica y profesional. Además, el tutor está en comunicación continua con las familias y con el resto del equipo docente. 

Así, con el PAT se consigue personalizar el proceso de enseñanza-aprendizaje, implicando a todo el equipo educativo. Entre sus objetivos encontramos:

  • Mejorar de forma integral la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje.
  • Dirigir correctamente el aprendizaje a través de metodologías activas.
  • Fomentar la motivación y el interés.
  • Potenciar las capacidades de cada estudiante.
  • Favorecer la relación entre tutor y alumnos.
  • Ayudar a los estudiantes a convertirse en ciudadanos responsables y personas felices.
  • Animar a que propongan nuevas ideas y emprendan proyectos.

La docencia tiene como meta lograr el desarrollo pleno integral del alumnado, de ahí la importancia vital de la acción tutorial. A través de ella ayudamos a nuestros estudiantes a conocerse a sí mismos y el entorno que les rodea. Para ello, desde el Colegio  apostamos por la innovación, la personalización y la integración.