La importancia de la atención personalizada para un aprendizaje óptimo

En el Colegio CEU San Pablo Montepríncipe sabemos que prestando una atención personalizada a nuestros alumnos logramos mejorar la calidad de la enseñanza y favorecer su aprendizaje. El objetivo, en el marco de su desarrollo integral, es potenciar sus capacidades y competencias, así como su integración en el entorno del Colegio y de la sociedad. Todo teniendo muy presentes las singularidades de cada estudiante. Por ello, abordamos la atención personalizada desde distintos ángulos:

Departamento de orientación y orientación preuniversitaria

Trabaja día a día para mejorar la calidad de nuestra enseñanza y el proceso de aprendizaje. Lo consigue a través de:

  • La innovación, con el afán de proponer las mejores ideas educativas, tanto desde el punto de vista didáctico como metodológico y organizativo.
  • La personalización, haciendo especial hincapié en las características individuales e intereses, valorando la diversidad en las aulas y los rasgos particulares de cada alumno.
  • La integración, favoreciéndola a lo largo de todo el proceso educativo.
  • La evaluación, asesorando al profesorado para valorar las competencias básicas, actitudes, mejoras y dificultades del alumnado.

Además, la estrecha vinculación con las Universidades CEU de Madrid, Valencia y Barcelona nos permite, junto a los tutores y departamento de orientación, dar a los alumnos y padres una visión integral para que la elección del grado y de la universidad alcance los resultados deseados.

atención personalizada

Acción tutorial: acompañamiento continuo

Es uno de los pilares de nuestro proyecto educativo. En la década de los 70 el CEU fue pionero en la implantación de la figura del profesor-tutor, que juega desde entonces un papel clave en los Colegios CEU.

Objetivos del trabajo de tutores/as:

  • Mejorar de forma integral la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje: nos referimos al desarrollo de destrezas, competencias, aptitudes y también valores, hábitos y virtudes. Así les mostramos cómo detectar situaciones que puedan perjudicar su rendimiento académico.
  • Dirigir correctamente el aprendizaje: se consigue a través de metodologías que estimulan la participación activa, convirtiendo al alumnado en protagonista de su propio aprendizaje.
  • Favorecer la motivación y el interés para mejorar el rendimiento.
  • Potenciar las capacidades de cada estudiante: actuando desde la prevención y aplicando medidas correctivas de ser necesarias.
  • Fomentar la relación entre tutor/a y alumnos/as: de esta forma es el propio alumnado quien comunica las preocupaciones del grupo, lo que mejora la formación integral de los estudiantes.
  • Ayudar al alumnado a enfrentarse a las dificultades, a convertirse en ciudadanos/as responsables y activos y a realizarse como personas.
  • Facilitar la propuesta y emprendimiento de nuevos proyectos e ideas.

Los tutores y tutoras conocen los antecedentes académicos de cada alumno, y trabajan para facilitar su integración en el grupo. Realizan además, un seguimiento para identificar posibles dificultades y darles respuesta de forma personalizada. También les ofrecen reuniones personales si las solicitan y les ayudan a mejorar su autoestima y autoconocimiento.

Además, coordinan el paso de una etapa educativa a otra, median con las familias, organizan la acogida al inicio del curso, animan al grupo a participar y comunicarse, así como a buscar de forma autónoma soluciones y alternativas a las dificultades que se les planteen. El tutor/a está en comunicación continua con las familias y con el resto del equipo docente. Es, sin duda, una figura imprescindible en el día a día de nuestro Colegio.

 

Comments are closed.