“Líderes con corazón” para transformar el Mundo

Los aspectos competenciales, las destrezas del pensamiento, el desarrollo emocional, el aprendizaje basado en proyectos y un rol del profesor diferente. Estos son algunos de los soportes del modelo educativo del Colegio CEU San Pablo Montepríncipe, como punto de partida, por supuesto, su identidad: nuestro colegio es un centro católico.

En sus anclas está la forma en que miramos a los niños; este es el inicio. Miramos a nuestros alumnos como entes pensantes y transformadores, que actúan sobre la sociedad, sobre su entorno, y además esa mirada y esa transformación es una mirada fundamentalmente ética, dirigida hacia el bien.

líderes con corazón

Formación en valores y en habilidades

La formación no solo debe abarcar los aspectos intelectuales y académicos. También debe propiciar valores y habilidades que preparen a los alumnos para afrontar con éxito el mundo actual, cada vez más exigente y desafiante, y que requiere a profesionales íntegros y preparados para sortear cualquier tipo de obstáculo.

El Colegio CEU San Pablo Montepríncipe es un centro educativo diferente e innovador, en el que los grandes protagonistas son los alumnos. Un colegio altamente comprometido con la educación, tanto del corazón como de la inteligencia. Esto es posible gracias a un programa educativo pionero y a que en el CEU los profesores viven su vocación con pasión y rigor, ya que en sus manos se encuentra la realización personal y académica de cada uno de sus estudiantes.

‘LÍDERES CON CORAZÓN’

Durante la jornada de puertas abiertas del próximo 02 de febrero, presentaremos nuestro programa estrella, ‘Líderes con corazón’, una propuesta educativa totalmente diferenciadora.

“Líderes con corazón” se centra en el desarrollo personal y la mejora de habilidades y competencias desde la infancia, en base a una serie de materias:

  • El aprendizaje basado en el pensamiento. También conocido como ‘TBL Thinking Based Learning, radica en desarrollar las destrezas del pensamiento desde una edad temprana, haciendo que las personas se vuelvan más creativas y analíticas. Un concepto desarrollado por el Dr. Robert Swartz, mentor de este programa del CEU, que hoy es de vital relevancia.
  • La inteligencia emocional. Se focaliza en cómo gestionar las emociones para que los niños puedan reconocerlas y trabajarlas, volviéndose más seguros de sí mismos. En su desarrollo, se trabajan conceptos como la gestión de la identidad, la empatía y el liderazgo positivo.
  • El desarrollo de la autonomía y la responsabilidad personal. Los alumnos adquieren responsabilidades acordes a sus capacidades, logrando que puedan entender su fin y su papel dentro del aula.
  • La psicomotricidad. Esta disciplina entiende al ser humano de manera integral y, en este caso, busca que los niños se relacionen de forma activa con su mundo y aprendan a interactuar con él, mostrándose más seguros y autónomos.
  • El bilingüismo. De esta manera, se domina un segundo idioma, se conocen otras culturas y se adquieren nuevas formas de pensamiento.
  • El desarrollo de las competencias STEM. Es la materialización de las tecnologías de la información y la educación en áreas como la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

 

Comments are closed.