Los alumnos de Tercero de Primaria, acompañados de sus padres y profesores y de algún abuelo y hermano, recibieron el símbolo de la Fe, El Credo, en una celebración muy emotiva presidida por el padre Rodolfo y preparada tan cuidadosamente por las profesoras de religión.

Esta celebración en un paso más en el camino de preparación a la primera comunión de estos niños. El Padre Rodolfo en sus reflexiones nos invitaba a dar testimonio de la fe que profesamos en el Credo.