Ahora que vas a pasar quince días en casa con toda la familia tienes una gran oportunidad para disfrutar de tiempo de calidad.

Eso sí, debes hacer un esfuerzo para adaptarte a esta novedad y establecer nuevas rutinas, tanto para los padres como para los peques, siempre con la mejor actitud, que es como se deben afrontar los cambios.

En nuestro compromiso con la sociedad para no colapsar el sistema sanitario, permanecer en casa es la opción más recomendable. Así, nos parece que el tiempo pasa lento, cuando normalmente sucede todo lo contrario. Pero, ¿cómo podemos plantear la nueva realidad para gestionar bien la emociones y salir fortalecidos de la experiencia? Aquí van unos consejos, que se apoyan también en la infografía del Ministerio de Sanidad:

COVID19_que_digo_a_poblacion_infantil

Entre todos debemos encontrar unas pautas para una convivencia saludable, para disfrutar de tiempo de calidad juntos, compartir momentos y conocernos más:

  • Decide un horario con tus hijos, que entiendan que no están de vacaciones y se organicen la semana, tanto tiempos de trabajo como de descanso o de uso de pantallas. Evitar el aburrimiento es el objetivo.
  • Implícales en el cuidado de la casa y las tareas del hogar, que sean parte de un trabajo en equipo. Cocinar juntos puede ser una experiencia divertida y productiva a partes iguales. Busca su colaboración en las actividades más rutinarias y que se sienta responsable. Aunque estemos todos en casa, se deben levantar a la hora habitual, ducharse, vestirse y ponernos con las tareas de clase.
  • Reúne a la familia y expresad vuestros sentimientos. Hablad desde el corazón de todo lo que os apetezca u os preocupe y devuelve a tus hijos la tranquilidad, la seguridad y la sensación de control.
  • ¡A moverse!. Aunque las posibilidades de hacer ejercicio han disminuido, hay muchos juegos que te servirán para realizar una buena actividad física.
  • Mantener el contacto con amigos y compañeros. La tecnología es nuestra gran aliada, a día de hoy podemos realizar una videollamada a los abuelos, mandar una nota de audio a un amigo o realizar una simple llamada. La vida social de tus hijos es muy intensa, ven a muchas personas entre profesores y compañeros, y no deben perder el contacto del todo para mantenerse animados evitando el aislamiento.
  • Conservar la privacidad. Vas a compartir muchas horas en familia pero no debes olvidarte de que todo el mundo necesita momentos para la introspección. Hay que respetar el tiempo que uno quiere dedicar a hacer cosas por su cuenta.
  • Si tenéis opción de jugar al aire libre en el jardín, aprovechad el exterior para hacer juegos más distendidos; correr, recoger hojas del jardín…

Además, aquí te dejamos algunas ideas para disfrutar en casa del tiempo en familia.

montep