En el Colegio CEU San Pablo Montepríncipe trabajamos activamente en el fomento de hábitos lectores. Dependiendo de la edad y de los intereses personales de los alumnos, encontramos múltiples opciones para acercar la lectura a los niños. Las razones para hacerlo son muchas y muy variadas.

lectura en los primeros años

Beneficios de la lectura para un desarrollo integral

Nunca es demasiado pronto para que los niños se empiecen a familiarizar con los libros. Podemos compartir esta afición con ellos desde que son bebés leyéndoles cuentos, estrechando así también los lazos afectivos.

Además, cuanto antes sientan el placer que proporciona leer, más querrán hacerlo. Existe la certeza de que, si los niños sienten predilección por la lectura desde edades tempranas, entrarán en un círculo virtuoso según el cual se convertirán en adultos muy lectores.

A continuación, enumeramos algunos de los beneficios que podemos conseguir:

Mejora de las habilidades lingüísticas

Gracias a la lectura, los niños amplían su vocabulario, mejoran su capacidad lectora poco a poco, su expresión y, además, ganan puntos para escribir sin faltas de ortografía.

Más capacidad de concentración y atención

Leer exige estar concentrados y tener cierta disciplina. Es algo a lo que se irán habituando y que aplicarán también en el estudio.

Mejora su rendimiento escolar

Al potenciar la comprensión y la rapidez lectoras, estudiarán mejor y entenderán lo que lean de una forma fluida.

Fomento de la imaginación y la creatividad

Los niños se introducen en las historias, se imaginan a los personajes y dejan volar su mente sin ningún límite. Viajarán a lugares imaginarios y disfrutarán de la fantasía.

Desarrollo de la personalidad

Los niños aprenden a relacionarse con los demás al entender a los protagonistas de los libros, reconocer sus cualidades e identificarse con ellas.

La lectura no tiene edad

En nuestro colegio, tanto desde las aulas como desde la Biblioteca, llevamos a cabo todo el año y en todas las etapas distintas actividades para promover entre nuestro alumnado el amor por la lectura. Intentando que sean siempre participativas, creativas y multidisciplinares.

Un ejemplo de ellos es el lectómetro. Cada semana, los alumnos se llevan un libro de la biblioteca de aula para leer en clase y, una vez leído, entregan una ficha bibliográfica y colorean una casilla de nuestro lectómetro. Al final del trimestre, al más “león” se le entrega una medalla.

También, cada 15 días, los alumnos de Primaria acuden a la biblioteca para participar en el programa de animación a la lectura que ha diseñado el colegio. Cada curso trabaja sobre un libro, autor o género literario, siempre de forma cooperativa.

lectura en los primeros años