En los Colegios CEU vamos más allá de proporcionar conocimientos y avanzar en el currículo y educamos siempre con la vista puesta en el futuro de nuestro alumnado, en potenciar las competencias y habilidades de nuestros alumnos desde la innovación educativa. Es decir, superar las competencias “duras” que se adquieren con el estudio, para potenciar las blandas o soft skills, muy valoradas en el mundo laboral y enormemente útiles en la vida personal.

Las soft skills más relevantes para la educación a distancia

Las competencias blandas se relacionan con lo cognitivo, dando especial importancia a los valores, a la empatía, a la resiliencia y a la inteligencia emocional. En la situación actual de confinamiento, toda la comunidad educativa ha tenido que adaptarse a una situación inédita. Han cambiado las formas de comunicarse, de trabajar y de organizarse. En este momento, la comunicación, la creatividad y la empatía son fundamentales para adaptarse a este nuevo entorno.

El trabajo en equipo

A pesar de la distancia, trabajar de forma cooperativa es más importante que nunca. Tanto para el profesorado como para sus alumnos, el contacto fluido con los compañeros es esencial. Establecer relaciones de confianza, coordinarse bien, colaborar y comprometerse resulta especialmente valioso en los momentos actuales.

La creatividad

A la hora de enfrentarnos a un proyecto o un problema, hay muchas formas de llegar a la solución, algunas de ellas muy creativas. Por eso poner en común todos los puntos de vista ayuda a encontrar entre todos la solución óptima para conseguir resultados, y hacerlo de una forma colaborativa y enriquecedora.

La empatía

El trabajo en equipo es muy beneficioso en todos los entornos, pero mucho más en la educación. Es normal que haya roces, por lo que ser empáticos es vital para entender a los demás, ponernos en su lugar y llegar entre todos a un acuerdo. La resolución de conflictos desde la empatía no solo nos permite superarlos, nos hace crecer como personas.

La comunicación

Ser proactivos y practicar la escucha activa es imprescindible para que la comunicación fluya dentro del grupo. Ya sea por videollamada o por e-mail, debemos comunicarnos con claridad y honestidad para evitar conclusiones equivocadas.

¿Cómo potenciamos las competencias blandas?

En el Colegio CEU San Pablo Montepríncipe las metodologías activas tienen un papel protagonista, como el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos), entre otras. Fomentar la iniciativa y participación de los estudiantes, su autonomía, apoyarnos en las TIC —algo que ya hacíamos antes del confinamiento— o favorecer el pensamiento crítico y analítico son solo algunas de las maneras para que nuestro alumnado adquiera estas competencias transversales tan valiosas.