La robótica es una herramienta de gran utilidad para que los alumnos adquieran, de manera lúdica, habilidades necesarias y valiosas para su futuro académico y laboral, desarrollando transversalmente conocimientos de ciencia, matemáticas y tecnología. Por eso, la robótica cada día tiene más presencia en los colegios con iniciativas como RetoTech, en la que el Colegio CEU San Pablo Montepríncipe participa habitualmente. Esta iniciativa de la Fundación Endesa tiene como meta fomentar la innovación y el uso de la tecnología para solucionar problemas.

Beneficios de la robótica para el aprendizaje

Niños y niñas tienen una curiosidad enorme y natural por todo lo que les rodea. Con la robótica pueden experimentar, además de descubrir constantemente cosas nuevas y satisfacer esas ganas de conocer e investigar. Pero también aporta estas otras ventajas:

  • Promueve la solución de problemas mediante el pensamiento creativo.
  • Amplía la capacidad de abstracción a través de procesos de análisis y síntesis.
  • Potencia el pensamiento crítico.
  • Fomenta la imaginación, el razonamiento y la lógica.
  • Fortalece la autoestima, puesto que superan constantemente pequeños retos y solucionan problemas de forma autónoma.
  • Crece su motivación e interés por el aprendizaje, al plantearse en forma de retos divertidos.
  • El alumno se pone en el centro, dejando el papel de simple oyente y situándose como protagonista de su propio aprendizaje.
  • Sienta las bases para una mejor comprensión de conceptos propios de la Física, la Mecánica o la Programación.
  • Permite trabajar en equipo, poniendo de relieve las distintas capacidades y la necesidad de colaborar para alcanzar metas comunes.
  • Despierta el interés por el campo de las competencias STEAM, que serán fundamentales en un futuro cercano.
  • Genera compromiso por el aprendizaje e implicación en la actividad.
  • Se promueve el emprendimiento, puesto que deberán aportar puntos de vista nuevos e ideas para mejorar procedimientos e innovar.
  • Se fomenta el liderazgo, unido a la capacidad de aceptar retos y de motivarse a sí mismos y a los demás.

En resumen, a través de la robótica, de forma entretenida e innovadora nuestros estudiantes desarrollan aptitudes y adquieren conocimientos que les abrirán muchas puertas.

Nuestros alumnos son ya nativos digitales, por lo que en Primaria se puede comenzar el acercamiento a este mundo. Además, contemplar la programación como materia transversal es muy beneficioso para su desarrollo porque, a medida que superen cursos, crecerán los retos, su conocimiento de nuevas herramientas y el planteamiento de proyectos interesantes. La robótica, las apps móviles, la impresión en 3D… la tecnología brinda innumerables ocasiones para aprender, todas orientadas al futuro.