El pasado sábado (día 9)  celebramos el segundo  sábado familiar del curso escolar. Continuamos con el esquema: mesa de trabajo de los padres y talleres para los niños, para terminar con la Celebración de la Eucaristía y el compartir fraterno.

En la Eucaristía tuvimos la oportunidad de orar por todos nuestros seres queridos que ya  no están con nosotros físicamente; y pusimos sus nombres en el corazón amantísimo de nuestro Señor Jesucristo.

Invitamos a todos los padres, con sus hijos, a participar de los sábados familiares; para conocer y acercarnos más a Dios  y vivir fraternalmente la misión de nuestras obras