En el Colegio CEU San Pablo Montepríncipe trabajamos para aportar a nuestros estudiantes una sólida visión internacional desde los primeros años. Vivimos en un mundo cambiante, complejo y global, en el que queremos que se desenvuelvan con seguridad y autoconfianza. Sin duda, las fronteras no son límites para el desarrollo personal y profesional del alumnado CEU, que crece en las habilidades y competencias necesarias para manejarse en entornos multiculturales y en el destino que elijan.

Por eso, los alumnos de Infantil conviven con el inglés como vehículo natural de aprendizaje con el método “team teaching”. Además, contamos con opciones tan enriquecedoras como el Bachillerato Dual, el Instituto de Idiomas, además del Programa Diploma del Bachillerato Internacional (IB). Todas estas iniciativas sitúan a nuestros jóvenes en una ventajosa posición a la hora de acceder a prestigiosas universidades de todo el mundo.

Pero la visión internacional va más allá de adquirir habilidades lingüísticas. Conocer otras culturas y sociedades es sin duda clave para que cuenten con amplias posibilidades académicas y profesionales. Así, vinculamos la experiencia académica a la internacionalización con una oferta de intercambios y estancias en el extranjero de diferente duración.

Por supuesto, ofrecemos la posibilidad de ampliar los conocimientos de distintos idiomas más allá de inglés, porque el dominio de varios idiomas es clave para un desarrollo integral, en el que también promovemos el trabajo cooperativo, la oratoria o la inmersión cultural. De este modo, no solo mejoran su expresión oral, también se despierta su inquietud por los temas de actualidad y por la cultura propia de ese idioma.

Las ventajas de comunicarse en otro idioma con naturalidad

Con este enfoque plurilingüe que promovemos desde los primeros años, los estudiantes consiguen beneficios muy amplios más allá del aprendizaje de idiomas, algo sin duda vital para su empleabilidad. También desarrollan su pensamiento crítico, el pensamiento creativo, la capacidad de síntesis y la comunicación oral. Al ser capaces de manejarse en distintas situaciones ganan seguridad y confianza en sí mismos.Así, adquieren desde edades muy tempranas la capacidad de comunicarse en otro idioma con completa naturalidad.

Pero no solo eso, nuestro modelo educativo con una clara visión internacional fomenta la adaptación a la diversidad y a la multiculturalidad, herramienta clave para un mundo laboral globalizado. Así, nuestros alumnos se convierten en profesionales capaces de integrarse en equipos multidisciplinares y de ajustarse a contextos nuevos, respetuosos siempre con otras culturas y distintas formas de pensar. A esto hay que sumar la educación en valores y la educación emocional, con la que conseguirán una mente flexible y una vida saludable en todos los aspectos.